superbowl-1024x261
Estrategia Digital

El Super Bowl de las publicidades

Las publicidades tienen dos objetivos: Ganar un espacio en la cabeza de los consumidores y ganar premios en Cannes. Me seduce más la idea de entender cómo una marca genera disrupción a través de su comunicación para lograr impacto e identificación con su mercado target.

Picasso tenía un dicho: Los artistas buenos copian y los artistas geniales roban. Steve Jobs agregó a esta frase: “Nosotros nunca hemos tenido reparo en robar ideas geniales”.

Este último luego logró revolucionar muchas industrias principalmente a través de sus creaciones en Apple y en Pixar. Una de estas grandes revoluciones tuvo como escenario justamente en el Super Bowl de las publicidades.

En la final de la Liga de Fútbol Americano de 1984 se enfrentaban los Raiders contra los Redskins. En un momento clave del partido, luego de una anotación, la emisora en vez de repetir la jugada, colocó al aire un aviso que más tarde fue elegido por las revistas TV Guide y Advertising Age como el mejor anuncio de todos los tiempo.

Apple en una clara alusión al público que en ese entonces adquiría máquinas de IBM, intentó ensayar un grito de revolución e invitó al mundo a compartir su rebeldía. De esa forma impactante lograba anunciar el lanzamiento del Macintosh.

Desde entonces gran parte de los Marketineros esperamos el Super Bowl, en mi caso no particularmente por el partido en sí mismo ya que entiendo lo mínimo que hay que saber para verlo. Me apasiona ver las ideas y recursos que las empresas utilizan para dar a conocer y vender sus productos. En este caso en particular, creo que quien gasta más de 100.000 dólares por segundo para pasar  algún mensaje es o porque cree que va a poder hacer historia o porque le sobra mucho dinero.

Hace unos años, en el partido final de la NFL jugaron los New York Giants contra New England Patriots. Miré todos los avisos que se pasaron durante el partido, pero como apasionado por la tecnología me llamó mucho la atención una publicidad de Samsung anunciando el lanzamiento de la tableta Galaxy Note.

Lo llamativo para mí no fue el aparato en sí mismo ni la innovación que quisieron mostrar, sino la similitud de este anuncio con aquel de 1984 que hiciera Apple, donde el mensaje que se intentaba transmitir era el de “Libertad de las garras del opresor IBM”, pero en este caso Samsung invirtió los papeles y la Libertad propuesta es de la supuesta opresión de Apple.

El tiempo dirá si Samsung es un artista bueno, un artista genial … o si le sobra dinero. ¿Qué opinas?

Share on Facebook0Share on LinkedIn4Tweet about this on Twitter0Share on Google+3
Lucía Moroni
Si tienes comentarios,
me gustaría conocerlos.